Jornada 25. Almería B 2-2 FC Cartagena.

Resbalón fortuito ante el Almería B

El FC Cartagena empata en casa del penúltimo clasificado en un partido marcado por la expulsión de Vitolo en el minuto 10 de partido

Elady adelanta en dos ocasiones a un equipo al que le castigan dos claros errores defensivos. Pese a todo, los albinegros se mantienen con 5 puntos de ventaja al segundo.

Decíamos en la previa del Almería B-FC Cartagena que todo lo que no fuera ganar en el estadio Juegos del Mediterráneo sería un fracaso. El empate a dos goles se puede considerar, en parte, de esta manera viendo el resultado final. El equipo dirigido por Munúa no fue ese que ha ofrecido la imagen solvente y seria de otras jornadas a domicilio y las circunstancias que tuvo que padecer a lo largo de los 90 minutos lastraron la capacidad del líder de la categoría.

Elady anotó por partida doble -ya suma 12 tantos-, pero sus goles no fueron suficientes ante un Almería B que se envalentonó al jugar desde el minuto 10 con un futbolista más por la expulsión de Vitolo y que se creció también en los instantes finales ante el gol en propia puerta de Moisés, que ponía el 2-2 en el marcador.

El resultado, lejos de ser un hándicap, supone mantenerse en la primera posición con cinco puntos de ventaja sobre el segundo clasificado. Y es que, a excepción del UCAM Murcia, el resto de oponentes y perseguidores acabaron empatando o perdiendo sus respectivos compromisos.

El preparador albinegro ofreció un once inicial muy distinto al de la semana anterior. Luis Mata ocupó el lateral izquierdo por Jesús Álvaro; Moisés y Sergio Ayala volvían al eje de la defensa; Cordero recuperaba la titularidad, al igual que Aketxe, e Igor Paim mandó a Santi Jara al banquillo.

El entrenador consideró que hay jugadores que están teniendo poco protagonismo y que han aprovechado los minutos dados, por lo que había que premiarlos con la titularidad. Además, futbolistas con muchos minutos en las piernas, como Jara, podían tener más tiempo de descanso.

Sin embargo, todo se dinamitó cuando a los diez minutos el colegiado decidió mandar al vestuario a Vitolo por lo que consideró, según refleja el acta: 'Una patada a un adversario no estando el balón en juego'. El balón fue lanzado de saque de esquina, el portero Joao Costa efectuó una magnífica intervención evitando el tanto, pero el colegiado pitó fuera de juego a instancias de su auxiliar. A continuación, se acercó a Vitolo y le amonestó con la roja.

Como el partido ya estaba detenido, la falta de Vitolo se considera posterior al fuera de juego, por lo que el mal menor fue que el Cartagena se quedó con un hombre menos, pero sin pena máxima sancionada dentro del área.

No obstante, dejar al Cartagena sin su pivote por antonomasia esta temporada como es Vitolo es como cerrarle la puerta al centro del campo. La marcha de Vitolo la acabó resintiendo un equipo que no terminó nunca de cogerle el aire al encuentro.

El disgusto de la expulsión lo olvidó rápidamente Elady, quien recogía el balón desde la izquierda, bordeaba todo el área grande hasta que encontró el hueco para mandar un perfecto derechazo cruzado, lejos del alcance de Jero. Habían pasado solo dos minutos de la roja a Vitolo y el Cartagena había sido capaz de ponerse por delante en el marcador.

La hazaña se podía alcanzar, pero eran muchos los minutos por delante. El Almería B trató de estirar líneas, aunque no se sentía cómodo de ninguna manera. Javi Moreno lo intentó en alguna oportunidad por su banda derecha, pero los delanteros no encontraban los espacios para ver portería.

Quien tampoco lo tenía muy claro era Munúa, que a los 26 minutos decidía retirar del terreno de juego a Igor Paim para dar más consistencia al centro del campo con Santi Jara.

Aketxe lo intentó con un cabezazo claro en una falta botada por el propio Jara, pero su testarazo se marchó muy alto.

Cinco minutos más tarde, en el minuto 40, el Almería B empataba el partido con un gol de Cristian Herrera. La jugada se generó en la izquierda, con llegada hasta la línea de fondo y centro al área. El delantero Alberto Toril tocó de cabeza para que su compañero Cristian Herrera hiciera el empate.

Claro error en la marca de los defensas, algo a lo que no nos tienen acostumbrados esta temporada.

La alegría local duró dos minutos, ya que en una jugada en la que Aketxe cae a banda, aguanta bien al central, levanta la cabeza y manda al segundo palo, donde esperaba Elady para anotar el 1-2. Buena acción del delantero vasco, al que hay que atribuirle todo el mérito del segundo gol del Cartagena.

Tras el paso por el vestuario, el Almería B salió más incisivo y el Cartagena dio un paso atrás, más replegado y a la búsqueda de una salida a la contra. Por eso, Jesús Álvaro sustituía a Aketxe en el 55' .

Pero al Cartagena se le ponían mejor las cosas con la expulsión del lateral Navas -doble amarilla- a la hora de partido.

Esa situación le debería haber ayudado a asentarse, dominar y apuntillar el partido.

Por contra, otra acción al área, con balón tocado de cabeza dentro del área pequeña supuso el empate. Moisés llega antes que el delantero y toca sutilmente con la bota, para mandar, desafortunadamente, el balón a la red.

A 24 minutos para el final, el encuentro se convertía en un correcalles. Lozano mandó el esférico al larguero en el 77' y Julio Gracia se encontró con el poste y el portero, que evitaron el 2-3 en el 81'.

El empate sabe a poco, pero fue un mal menor a tenor de las particularidades de este partido.