Play Off. Escobedo 1-0 Yeclano

El Yeclano da el salto

El conjunto azulgrana, con los deberes hechos tras el 6-0 de la ida, confirma su ascenso a Segunda B tras perder por la mínima en el campo del Escobedo

Sandroni devuelve a los del Altiplano a la división de bronce nueve años después.

Tenía el Yeclano Deportivo dos partidos para conseguir el deseado salto a Segunda B, el ascenso que busca año tras año y que no acababa de llegar. Pero los de Sandroni dejaron la eliminatoria de campeones lista para sentencia en 90 minutos. El 6-0 de la ida en La Constitución hacía que los azulgranas metiesen dos pies en el fútbol de bronce, sin embargo había que jugar sí o sí en el campo Eusebio Arce. Y ayer, por fin, los de Sandroni pudieron descorchar las botellas que metieron en la nevera una semana antes y celebrar que ya tienen una plaza en Segunda B, una categoría en la que no jugaban desde la temporada 2010-2011.

El Yeclano Deportivo cumplió en el partido 'trámite' de Cantabria en una eliminatoria que había dejado vista para sentencia en La Constitución con el 6-0 de ida.

Lo vivido en Escobedo fue un partido feo y sin demasiado que contar entre un equipo cántabro herido pero consciente de su Segunda bala en el play off, y un Yeclano que sólo tuvo un último cuarto de hora de la primera parte donde se desordenó.

Los de Sandroni salieron muy concentrados, haciendo un fútbol práctico y sin contemplaciones, con llegadas que no terminaban de finalizarse. Un centro de Javi Muñoz que remató alto Iker Torre fue lo único destacable en lo ofensivo. Y en lo defensivo todo fue bien para el Yeclano hasta casi la media hora de juego, donde bajó algo la intensidad y le regaló el tanto a placer a Dani.

La única posibilidad del Escobedo de meterle el miedo en el cuerpo a los azulgranas fue en ese último cuarto de hora de la primera parte, con un gol correctamente anulado por falta y brecha en la cara a Serna como principal acción.

El equipo de Yecla salió de nuevo sobrio en la reanudación y culminó los objetivos que se había marcado. Buscó aunque sin excesiva insistencia el gol del empate pero no lo conseguiría, pese a los buenos lanzamientos de Marcos y otro de Vivanco al larguero, aunque el resultado del partido era lo de menos, especialmente con el pitido final del árbitro.

El júbilo de los azulgranas invadió el campo de Escobedo con la fiesta de jugadores, cuerpo técnico, directiva y un centenar de aficionados desplazados hasta Cantabria, ante el tercer ascenso en nueve años en una campaña donde han logrado el segundo campeonato liguero consecutivo.